Slider

DEPORTES

MONAGAS

VIDA SALUDABLE

POLITICA Y ECONOMIA

NACIONALES

MUNDO

TECNOLOGÍA

» » Lo que debe saber para cocinar de forma sana, ligera y sabrosa



Lograr una dieta sana, que nos ayude a cuidar de la salud y de la forma del cuerpo y que, además, resulte sabrosa a primera impresión no parece la hazaña más sencilla del mundo…
Sin embargo, los nutricionistas y médicos generales aseguran que esto es posible.
La verdad es que no es tan fácil, pero tampoco es imposible. Requiere esfuerzo extra y que hay que pensar casa paso que se da en la cocina: prestar atención a los alimentos que incluimos en la compra del supermercado, a las técnicas de cocinado, dedicar algo de tiempo a diseñar nuestros menús de forma que satisfagan en necesidades y gustos a toda la familia. Suena difícil, ¿verdad? Pero, comer sano y sabroso a la vez también tiene que ver con pequeñas acciones cotidianas a la hora de cocinar, que apenas exigen dificultad o tiempo, como, por ejemplo, estos sencillos trucos:
Verdura hervida.
No olvides echarla al agua cuando ésta esté ya caliente. Se acorta el tiempo de cocción y la pérdida de nutrientes en el agua.
Para una verdura hervida más crujiente prueba a introducirla en agua con hielo inmediatamente la saca del agua hirviendo para “sellarla”.
Carne.
Utiliza sartenes de cerámica o antiadherentes y espera a que esté muy caliente para echar la carne.
Para cocinar a la plancha filetes más gruesos primero deberás sellarlos por ambos lados poniéndolos a la sartén cuando esta esté muy caliente, pero luego (una vez marcados) deberás bajar el fuego para que se cocinen por dentro sin quemarse.
Además, para que la carne quede más jugosa, se debe añadir la sal cuando ya se haya sellado en la sartén, nunca antes de cocinarla.
Pescado.
Para cocinar un pescado totalmente libre de grasa puedes sustituir el aceite por un poco de zumo de limón o caldo vegetal.
Ensaladas.
Aliñar las ensaladas con zumo de limón resulta una excelente idea: además de aportar vitamina C, neutraliza y elimina las toxinas del organismo.
Cocina al horno.
Una fórmula muy simple para una carne al horno más jugosa: cubrirla con una capa de alimentos que suelten agua, como el tomate, la cebolla o el calabacín… Le aporta sabor y jugosidad, sin sumar calorías.
Después de asar la carne, déjala reposar unos minutos para que la humedad se distribuya homogéneamente. El resultado: un plato mucho más jugoso. Con relación al pescado, este se puede hornear colocándolo en un lecho de verduras antes de hacerlo al horno. Esto permite cocinarlo sin gota de aceite.
Postres.
La fruta al horno (peras, manzanas…) se convierte en uno de los postres más ligeros y sabrosos. No es preciso añadir azúcar. La fructosa que contiene se encargará de que cada bocado sea dulce. Lo que sí puedes hacer es añadir es un poco de canela. Le dará un toque delicioso.

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Atras
Entrada antigua