Rusia: EEUU busca desestabilizar a Venezuela a través de sanciones - Informe24

Ultima Hora

Informe24

TU CANAL PREFERIDO! DESDE MATURIN

Post Top Ad

DISPONIBLE PARA PUBLICIDAD

28 de agosto de 2017

Rusia: EEUU busca desestabilizar a Venezuela a través de sanciones


La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, afirmó que el país rechaza de forma contundente las sanciones sectoriales decretadas por el gobierno de Estados Unidos contra Venezuela y alertó que las mismas están claramente destinadas a agravar el desequilibrio.

“Rechazamos decididamente las sanciones unilaterales contra los Estados soberanos. Las recientemente anunciadas medidas de presión financiera sobre Venezuela y el presidente Nicolás Maduro fueron impuestas por Washington justo cuando en el país latinoamericano se registraron las señales de cierta estabilización de la situación interna tras las elecciones en la Asamblea Nacional Constituyente”, sostuvo la representante en una declaración ante medios de comunicación.

Sostuvo que ante este panorama “las sanciones sectoriales impuestas contra los sectores petrolero y financiero de Venezuela son evidentemente destinadas a profundizar la desestabilización en el país y a agravar sus problemas económicos”.

El pasado 25 de agosto, el Gobierno de Estados Unidos impuso “fuertes y nuevas” sanciones económicas contra Venezuela. La orden ejecutiva del presidente estadounidense, Donald Trump, prohibió hacer negocios con las nuevas emisiones de deuda de Venezuela o de acciones de la empresa petrolera estatal PDVSA, así como con algunos bonos ya existentes pertenecientes al sector público del Gobierno del país latinoamericano.

Lea a continuación la declaración integra: 

Rechazamos decididamente las sanciones unilaterales contra los Estados soberanos. Las recientemente anunciadas medidas de presión financiera sobre Venezuela y el presidente Nicolás Maduro fueron impuestas por Washington justo cuando en el país latinoamericano se registraron las señales de cierta estabilización de la situación interna tras las elecciones en la Asamblea Nacional Constituyente: disminuyó algo la intensidad de las protestas callejeras, se elaboró el calendario de las próximas votaciones, incluidas las elecciones de gobernadores y las presidenciales. Se dieron ciertos pasos para entablar la interacción con la Asamblea Nacional opositora al gobierno, que, lamentablemente, resultaron rechazados por su cúspide radical.

En este contexto, las sanciones sectoriales impuestas contra los sectores petrolero y financiero de Venezuela son evidentemente destinadas a profundizar la desestabilización en el país y a agravar sus problemas económicos. Animan a los irreconciliables que no ven la posibilidad de realizar sus ambiciones políticas sin obligar a retirarse del poder de las actuales autoridades venezolanas.

La actitud de los autores de las sanciones es impregnada de cinismo. Según las declaraciones de los representantes oficiales de EEUU, la administración está estudiando las opciones de continuar endureciendo su política, incluido un eventual uso de fuerza contra Venezuela “en caso de que la situación allí empeore”. Surge esta pregunta: ¿qué objetivo persigue la imposición de las sanciones de EEUU? ¿Beneficiar a la economía venezolana? Es obvio que la propia lógica de las sanciones supone una escalada de tensión.

Ya hemos advertido en reiteradas ocasiones del riesgo de que la confrontación interna en Venezuela alcance un nivel que pueda amenazar la existencia del Estado venezolano. La provocación y la estimulación desde fuera de la desestabilización de la situación política interna no puede beneficiar a los ciudadanos venezolanos de a pie, sean cuales sean sus ideas políticas. Lo que hace falta es justo lo contrario: contribuir a entablar el diálogo entre las principales fuerzas políticas del país, lo que podría crear las condiciones para arreglar la situación económica. La solución de esta tarea requiere, en gran medida, un apoyo político externo.

Estamos dispuestos a ayudar al arreglo en Venezuela en la medida de que lo condicione la dinámica interna en este Estado. Estamos convencidos de que no existe alternativa a las negociaciones pacíficas y responsables, legales y sin injerencias externas. Todo lo que sobrepase el marco legal está dirigido a socavar el orden constitucional en Venezuela y conduce a nuevas privaciones para los ciudadanos del país.

Analizaremos detenidamente las consecuencias de las sanciones impuestas por EEUU y su posible influencia en los intereses de Rusia y de las empresas rusas. Pero ya de entrada podemos señalar que no influirán en nuestra disposición de desarrollar y fortalecer la cooperación con la nación amiga de Venezuela.

Ciudad CCS

Post Top Ad

DISPONIBLE PARA PUBLICIDAD