Slider

DEPORTES

MONAGAS

VIDA SALUDABLE

POLITICA Y ECONOMIA

NACIONALES

MUNDO

DEPORTES

» » » Macri castiga con recorte a jubilados argentinos


Aplacadas las “diferencias” internas en el partido oficial Cambiemos, el presidente argentino Mauricio Macri logró ayer en la Cámara de Diputados el primer paso para convertir en ley su reforma previsional, norma mediante la cual podará 75 mil millones de pesos anuales (unos $4.350 millones) a jubilados, pensionados y beneficiarios de las asignaciones universales por hijo y embarazo, refiere Página|12.
Este proyecto –exigido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reducir el déficit fiscal en esa nación, provocado por la reducción de los impuestos a los exportadores– prevé la edad jubilatoria en 70 años y 82% del sueldo mínimo, solo para los pensionados que cotizaron durante 30 años.
Cambiemos busca el dictamen favorable en un plenario de las comisiones de Presupuesto y de Previsión Social, para, posteriormente, elevar a la Cámara de Diputados el proyecto de ley la semana próxima, el cual sería aprobado en una maratónica sesión de 48 horas, donde también se sellaría todo el paquete económico de Macri.
En frente tendrán la resistencia de un núcleo duro opositor que integran el Frente para la Victoria-PJ, Frente Renovador, el Frente de Izquierda y el Movimiento Evita, junto con otros bloques menores.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, fue el encargado de difundir públicamente la “buena nueva” para el Gobierno. Dijo, tras un encuentro con los voceros del interbloque oficialista, que los diputados se comprometieron a aprobar “sin cambios” el proyecto de ley que ya fue sancionado por el Senado argentino.
La nueva fórmula
La reforma establece una nueva fórmula para calcular los incrementos de las jubilaciones.
En la ecuación, prevista en la reforma previsional, se toma en cuenta, trimestralmente, el 70% de la inflación y el 30% de la evolución del índice de salarios de trabajadores activos que elabora el Ministerio de Trabajo.
La fórmula de movilidad previsional se utiliza para ajustar los pagos de las jubilaciones, pero también numerosas prestaciones de la Seguridad Social, como la Asignación Universal por Hijo, las asignaciones familiares de los trabajadores formales, las pensiones no contributivas (invalidez y otras) y las pensiones a excombatientes de Malvinas. Es un universo de 17,4 millones de personas.
Sin embargo, la fórmula incluye un aumento en relación con el crecimiento de la actividad económica, calculado en junio de cada año, por lo que se incorporará a la paga a partir de ese mes. Este valor se otorgará “en relación con el 5% de la variación porcentual real del PBI”.
Luego que sea sancionada por el Congreso argentino, la nueva fórmula comenzará a aplicarse a las jubilaciones a partir del 1 de marzo de 2018.
El primer incremento se ejecutará tomando como base la evolución de los precios entre septiembre y junio de 2017. En junio de 2018, se fijará en torno a la variación entre diciembre y septiembre del año pasado.
En septiembre de 2018, se ajustará en relación con la variación entre diciembre de 2017 y marzo del año que viene; y, finalmente, en diciembre de 2018, se pagará en función de la inflación entre junio y marzo.
En la ecuación actual de movilidad se calcula por semestre en un 50% por la evolución de la recaudación tributaria por beneficio y el otro 50% por la subida de los salarios, según cifras del Índice de Precios al Consumidor (Indec), el que dé el valor más alto de ambos indicadores.
El pago mínimo pasaría con la fórmula actual de 7.246 a 8.296 pesos, 1.050 pesos de aumento (14,5%), mientras que, de aplicarse el cálculo propuesto por el Gobierno, la mínima pasará a 7.660 pesos, con un alza de 414 pesos. La diferencia entre ambos cálculos es de 636 pesos, que el jubilado dejará de percibir por el cambio de medición.
La senadora y expresidenta Cristina Fernández de Kirchner alertó esta semana, en su cuenta de red social Twitter, que con esta nueva fórmula los pensionados tendrán aumentos menores comparados con la ecuación vigente.
“Con la fórmula de movilidad actual, el aumento de pensiones de marzo sería del 14,5%, pero después del ajuste del Gobierno, será solo de 5,7%”, indicó, y señaló que “esto representa casi 9 puntos menos, que se suman a los 10 puntos de pérdida del poder adquisitivo que los jubilados sufrieron en 2016 por la inflación y el tarifazo”.
“A los jubilados argentinos no se les aplicará entonces el novedoso Teorema de Tonelli, sino el más brutal sentido común del ajuste: recibirán menos plata y tendrán menos poder adquisitivo”, ironizó Fernández de Kirchner.
En tanto, el extitular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y diputado Diego Bossio, aclaró, en su cuenta Twitter, que votará en “contra de los cambios en materia de jubilaciones que propone el Gobierno”.
“Debemos mejorar crecientemente la situación de nuestros jubilados. El déficit del sistema previsional solo se corregirá con mayor crecimiento y aumentando la cantidad de trabajadores formalizados”, advirtió, y se refirió a que el país necesita soluciones de fondo sobre las que está dispuesto a “trabajar, proponer y abordar consensos para encontrarlas”.
Para Bossio, Argentina enfrenta una situación de falta de crecimiento económico y desarrollo humano y, por ello, hay que definir “cuáles son las transformaciones” que se deben impulsar. Pero, aclaró, que ninguna de esas medidas “puede ir en contra de los jubilados, de los trabajadores, de los niños ni de ningún argentino”.
Por su parte, el diputado y exministro de Economía, Axel Kicillof, recordó a sus seguidores en las redes sociales las promesas electorales de “aumentos para todos” del actual presidente argentino Mauricio Macri, días después de que este señalara que para su gobierno “es inevitable sacarle 600 pesos por mes a cada jubilado”.
“Siguen la orden del Fondo Monetario Internacional para ‘ahorrar’ 100 mil millones de pesos. Pero, con Macri, no todos tienen que sacrificarse. A los que timbean con Lebacs (títulos de deuda a corto plazo que licita el Banco Central de la República Argentina) ya les regalaron 360 mil millones de pesos; a los que le prestan al Gobierno, otros 230 mil millones de pesos por intereses”.
“A las mineras y los grandes exportadores les regalaron más de 70 mil millones de pesos por retenciones no cobradas; al bajar bienes personales, a los más ricos de la Argentina (Macri y sus amigos) ya les regalaron 18 mil millones de pesos; a las compañías eléctricas (de amigos y socios de Macri) les regalaron 19 mil millones de pesos; al Correo de la familia Macri trataron de regalarle 70 mil millones de pesos”, denunció el parlamentario.
“Como siempre pasa en el neoliberalismo: crueles con los débiles y generosos con los poderosos #FrenarElSaqueo”, publicó.
“Esa necesidad de ordenar las finanzas públicas es una excusa. ¿Quieren evitar el déficit fiscal? Recuperen las retenciones a la soja que alegremente entregaron, recuperen las retenciones a la minería. Los recursos están. El tema es a quién se los quitan y han decidido quitárselos a los jubilados”, agregó el senador Marcelo Fuentes.
Nueva edad jubilatoria

El proyecto también modifica la “facultad del empleador para intimar al trabajador a jubilarse”, fijando el derecho optativo de cada empleado a extender su edad jubilatoria hasta los 70 años.
“A partir de que el trabajador cumpla 70 años de edad y reúna los requisitos necesarios para acceder a la Prestación Básica Universal, el empleador podrá intimarlo a que inicie los trámites pertinentes”, se explica en la reforma previsional. Sin embargo, se aclara en el texto que el trabajador no pierde el derecho a solicitar su jubilación antes de cumplir los 70 años.
Para justificar el aumento optativo de la edad jubilatoria, la Casa Rosada señala en el proyecto que existe “un importante sector de la población con una esperanza de vida superior a la de las generaciones precedentes y con ganas e intenciones de seguir trabajando más allá de la edad de jubilación”.
El proyecto, sin embargo, contempla la posibilidad de solicitar el beneficio de manera anticipada, pero no regula ni los requisitos ni alcances que podrán quedar sujetos a la reglamentación de la norma que realice el Ejecutivo.
Respecto a esta parte del texto, la diputada Mirta Tundis señaló que “es la antesala de la modificación de la edad”, y agregó: “Después vendrá todo lo demás que pide el Fondo Monetario, como que el Estado pague menos y se compense con el ahorro personal”.
Ciudad CCS

«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Atras
Entrada antigua

No hay comentarios: